7 Razas de Gatos sin Pelo

Los gatos sin pelo son animales curiosos y llamativos. Por ello, hoy os presentamos las 7 principales razas de gatos sin pelo.

¿Adoptar un gato sin pelo es garantía de no tener alergias? No. La ausencia de pelo reduce la posibilidad de sufrir alergias frente a otras razas de gato, pero los gatos sin pelo también pueden generar alergias Aunque su principal característica es la ausencia de pelo, sí que presentan una capa muy fina de pelaje en su cuerpo. 

Y es que la alergia no se produce por presencia de pelo como muchos piensan, sino por la proteína Fel D1 que se encuentra en la saliva, la lágrima, las glándulas sudoríparas o en la orina del animal.

Entonces, al lamerse extiende la proteína por su pelaje. Y cuando se les cae el pelo, esta proteína se esparce. Evidentemente, si hay menos pelo, hay menos cantidad de la proteína Fel D1 , pero como podéis entender, tener un gato sin pelo no garantiza ausencia de alergia. Hay muchos niveles de alergia y tener un gato “sin pelo” puede que reduzca reacciones alérgicas, pero no quiere decir que no la tengas.

¿Por qué los gatos no tienen pelo?

El origen tiene lugar en Canadá en 1960, cuando una gata de pelo corto tuvo un gatito sin pelo debido a una mutación natural de tipo recesiva. En el transcurso de los años, los científicos han mantenido el linaje de estos gatitos, hasta que  se creó la raza de gato sin pelo que existe al día de hoy.

Las 7 razas principales de gatos sin pelo

1. Gato esfinge, el gato sin pelo más conocido

El gato esfinge es el más conocido

Es la raza de gato sin pelo más conocida. De origen canadiense, la ausencia del pelaje se debe a una mutación genética. A diferencia de lo que se cree, poseen una capa muy fina de vello, prácticamente imperceptible, similar a un durazno.

Generalmente, son gatitos con un carácter muy amigable. Son dulces, cariñosos, curiosos e inteligentes. Suelen ser muy dependientes del contacto físico con los humanos y siempre los verás en la misma parte de la casa donde ellos están.

También son gatos activos, necesitan movimiento y son fáciles de entrenar. Pueden vivir hasta 20 años. 

Sin embargo, presentan enfermedades derivadas de la ausencia de pelo. Por ejemplo, enfermedades respiratorias son más habituales en estos gatos debido a que soportan peor el frío. 

Respecto a los cuidados, se debe proteger al gato en épocas de frío, no necesita ser cepillado y debe ser bañado con regularidad. Esto se debe a que su temperatura corporal es más elevada frente a  otros gatos, lo que provoca la presencia de sebo en su piel. 

2. Gato elfo

Gato Elfo

Es una raza de gato poco común. Aunque todavía no ha sido reconocida por gran parte de las asociaciones felinas, si podemos reconocer varias particularidades que lo diferencian del gato Esfinge.

Su principal particularidad son sus orejas largas y puntiagudas parecidas a las de un Elfo y su cara alargada. Tienen tendencia a tener problemas en la piel y, por ello, son gatos que requieren un cuidado más específico.

  • Se deben bañar de forma regular.
  • Utilizar productos específicos para el cuidado de la piel, puesto que son propensos a desarrollar enfermedades dermatológicas.
  • Necesitan hacer más ejercicio, ya que al no tener pelo les cuesta más mantener a raya su temperatura corporal y su metabolismo.

3. Levkoy ucraniano

Gato Levkoy ucraniano

El rasgo distintivo del Levykoy ucraniano son sus orejas dobladas hacia dentro. Tienen un cuerpo alargado y una piel suave y elástica. Son especies que presentan dimorfismo sexual, es decir, cada género presenta características propias en el tamaño, color y conducta que los distinguen entre sí.

Únicamente son reconocidos como raza en asociaciones felinas en Rusia y Ucrania.

Son gatitos muy cariñosos, amigables con los humanos y con otros animales y poseen una gran inteligencia. 

Como cualquier otro gato que no tenga pelo, se debe prestar especial atención al cuidado de la piel y  hay que protegerlos de las altas y bajas temperaturas. 

4. Gato Kohana

Gato Kohana
Fuente: Alanimal.com

 

El gato Kohana, también conocido como gato Hawaiano, se distingue particularmente por su carencia total de pelo. El resto de gatos suele tener al menos una pequeña capa de vello que recubre el cuerpo, no obstante, esta raza de gato Kohana no tiene folículos pilosos.

No es reconocido como una raza como tal, sino como una variante del gato Esfinge. 

Se debe tener especial cuidado con el cuidado de los ojos, ya que estos gatos no tienen pestañas y pueden ser propensos a tener infecciones. También se debe procurar que no pasen muchas horas expuestos al Sol, controlando las horas que pasan en el exterior y usando cortinas y persianas.

5. Gato Donskoy 

Gato Donskoy
Fuente:Wamiz

 

El gato Donskoy, conocido también como Don Sphynx, fue descubierto en Rusia en 1987. Al principio el gato Donskoy se confundía con el gato esfinge, pero el primero tiene ausencia de pelo por un gen dominante mientras que el segundo por un gen recesivo.

Se trata de un gato muy cariñoso, sociable y juguetón. Puede vivir tanto en casas como en pisos y convive perfectamente con niños u otros animales. 

La piel de este gato es muy delicada. De hecho, se recomienda bañarlo 3 veces a la semana con un champú veterinario especial. No puede exponerse demasiado tiempo al sol y, en invierno, es recomendable ropa extra para el animal, al no contar con pelo. 

6. Gato Bambino

Gato Bambino
Fuente:Wamiz

 

El gato Bambino es un cruce entre el gato esfinge y el Munchkin. Tiene orejas grandes y erguidas y las patas son muy cortas, recordando a la de un perro salchicha. Se trata de la raza de gato sin pelo más pequeño. De hecho de ahí viene su nombre, “bambino” el cual significa niño en italiano, haciendo referencia a su tamaño.

7. Gato Peterbald

Gato Peterbald
Fuente: Feelcats.com

 

Esta última raza de gato sin pelo es esbelto y alargado. El gato Peterbald surgió entre el cruce de un Gato Donskoy y un siamés. Extravertido, sociable y confiado es un compañero ideal para otros gatos de la casa e incluso perros. Al igual que otras razas que hemos visto, el gato Peterbald no soporta bien las bajas temperaturas.

Recuerda, si tienes dudas sobre el comportamiento de tu gato contamos con un servicio de adiestrador de gatos.

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Consultorio online

Elige entre

  1. Selecciona la forma de contacto que desees: Llamada telefónica o videollamada a través de WhatsApp.
  2. Elige el día y hora que más te convenga.
  3. Rellena tus datos de contacto.
  4. Te llevaremos a la página final de pago, donde podrás pagar a través de PayPal con tu tarjeta de crédito o débito.

La consulta tiene una duración de 50 minutos y un coste de 25€.

Durante este tiempo te ayudaré a resolver las dudas, problemas o necesidad que tengas con respecto a tu gato.

El horario del calendario está configurado en la Zona Horaria Española.Si vives en otro país, solo tienes que escribirme a consultas@encantadoradegatos.com y buscamos una hora que se acomode al horario de tu zona.